Factores de riesgo infarto e ictus

La importancia de los reconocimientos preventivos en el área de la medicina cardiovascular

La estadística de las causas de mortalidad en los países occidentales sigue estando liderada por las enfermedades del sistema cardiovascular, es decir, infartos e ictus. Aproximadamente la mitad de todos los casos de muerte se debe a una enfermedad cardiovascular, en particular, a la arteriosclerosis en los vasos arteriales y a las complicaciones derivadas de ello en el área:

  • del corazón (infarto)
  • del cerebro (ictus)
  • de los riñones (trastorno de la función renal) y
  • de las arterias de las piernas (enfermedad oclusiva arterial periférica).

    Factores de riesgo para la arterioesclerosis en los países occidentales

    La arterioesclerosis con sus complicaciones se ha ido extendiendo prácticamente como una epidemia en los países occidentales industrializados. Por ello, no deberían infravalorarse los factores de riesgo, no teniéndolos en cuenta y, simplemente, no tratándolos.

    El inicio y el ritmo de evolución de la enfermedad en cada paciente depende de la presencia y de la manifestación de factores de riesgo aterogénicos (que favorecen la calcificación de los vasos) influenciables, como, por ejemplo:

    • Alta tensión arterial
    • Aumento de los valores de grasas en sangre, como, por ejemplo, valores altos de colesterol
    • Tabaquismo
    • Sobrepeso
    • Diabetes mellitus
    • Falta de ejercicio físico
    • Estrés psicoemocional
    • Factores psicosociales
    • Aumento del nivel de la homocisteína
    • Y factores de riesgo no influenciables (en particular, la edad y la predisposición genética familiar).

    Haben_Sie_Fragen_ESP

      En la República Federal de Alemania se parte entre los hombres de una edad entre 55 y 80 años de un incremento en la frecuencia de la aparición de una enfermedad coronaria de entre el 13% y el 20%. Cada año se producen unos 300.000 infartos de los cuales un 50% tienen un desenlace mortal. El 35% de los pacientes no consigue siquiera llegar al hospital más próximo.

      Estas dramáticas cifras y la evolución, al principio, normalmente, lenta e inadvertida de la enfermedad arteriosclerótica ponen en relieve la enorme importancia del reconocimiento precoz en pacientes con un riesgo cardiovascular alto así como de la introducción de estrategias de tratamiento preventivas. La actuación médica debe estar orientada esencialmente a identificar al paciente de riesgo asintomático para, después, detener y descartar un avance y una evolución con complicaciones de los cambios arterioscleróticos documentables en las paredes de los vasos sanguíneos.

      ¿Qué es la arterioesclerosis (“endurecimiento de las arterias“)?

      La arteriosclerosis es una enfermedad sistémica, crónico-infecciosa de las arterias. Afecta normalmente a todo el sistema vascular, su evolución es generalmente constante y lenta, presentándose cambios en las paredes de los vasos sanguíneos que estrechan su diámetro interior. Estos cambios son degenerativos difusos y también productivos (espesamiento y contorno irregular de la superficie de los vasos, formación de placas).

      La mayoría de las veces, el inicio así como los estadios tempranos y medios de evolución de la enfermedad pasan de forma inadvertida. Al principio, es habitual que el paciente no presente síntomas, viéndose confrontado con la presencia de una enfermedad vascular cuando, de repente, se pasa de una evolución lenta, crónica, a una complicación muy peligrosa, altamente aguda y que afecta a órganos vitales, en forma de, por ejemplo, infarto o ictus. Aproximadamente en 1/3 de todos los pacientes de infarto, el primer contacto consciente con la enfermedad coronaria tuvo lugar en el momento en el que ocurrió el infarto. Hay que indicar además que la mayoría de las oclusiones agudas no se producen por un extremo estrechamiento de vasos arteriales, sino que parte de, en sí, un realmente insignificante y poco crítico cambio de la pared vascular, en forma de estrechamiento, con una superficie inestable y lesionable (-> ruptura de placa).

      Más información sobre el tema Prevención en:

      Partnerklinik der Charite
      Pathologie Partner

      Locations

      Bielefeld
      Alfred-Bozi-Str. 3
      33602 Bielefeld
      Tel: +49 521 260 555 44
      Fax: +49 521 260 555 14
      info@alta-klinik.de

      Berlin-Mitte
      Reinhardtstr. 23-27
      10117 Berlin
      Tel: +49 30 814 501 8118
      Fax: +49 30 814 501 8119
      berlin@alta-klinik.de

      Mo-Do. 8 - 19 Uhr
      Fr. 8 - 14 Uhr

      Idioma

      Llámenos o escríbanos




      *Información obligatoria


      ALTA Klinik
      Neuenkirchener Straße 97
      33332 Gütersloh
      Germany

      Nach oben

      Facebook Page: 143844562314241 Twitter: ALTA_Klinik Youtube App