Tratamiento del cáncer de próstata

Diagnóstico cáncer de próstata: ¿Esperar o iniciar ya la terapia?

Algunos hombres se enfrentan a la difícil decisión de si someterse a un tratamiento del cáncer de próstata o simplemente esperar a si el cáncer se extiende o no.

Esta decisión no es fácil. El miedo a dejar escapar el momento correcto para intervenir es grande.

El hecho es que muchos tumores pueden quedar sin tratar porque no provocarían la muerte del paciente. Pero para ello hay que ver de forma clara en qué pacientes no es necesario el tratamiento.

 

Prostatakarzinom_ESP_copy_copy

Tejido cambiado, claramente visible en IRM

Supervisión activa (“active surveillance”)

Los expertos llaman a la táctica de esperar bajo control “active surveillance” (supervisión activa), dado que el tumor está continuamente controlado. El objetivo de esta estrategia es evitar el tratamiento y sus efectos en personas en las que el tumor no representa una amenaza.

La supervisión activa como nivel inferior del tratamiento del cáncer de próstata no sólo es apropiado para pacientes cuyo tumor presenta una puntuación Gleason baja, es decir, en los casos en los que el grado de degeneración/ agresividad del tumor es relativamente bajo. También son decisivos el tamaño y la situación del tumor, porque si se encuentra cerca de la cápsula, es más probable que se produzca una peligrosa rotura.

Estos factores pueden valorarse mediante nuestro procedimiento con imágenes por resonancia magnética (IRM). Con mediciones especiales se analizan focos tumorales en la próstata.

De esta forma pueden determinarse la dimensión y la posición. Si, después, con una biopsia directa guiada por imágenes mediante RM, se extrae el tejido sospechoso y se determina la puntuación Gleason, ya se tienen todas las condiciones para elegir el tratamiento adecuado.

 

Intervalos para el reconocimiento mediante IRM

Si la puntuación Gleason es baja, el tumor es pequeño y la situación del tumor, en principio, no es peligrosa, la supervisión activa puede ser una alternativa a la operación, evitando así los posibles efectos secundarios de impotencia e incontinencia.

En este caso, el tumor se analiza de forma periódica mediante IRM y, partiendo de las imágenes, se compara si ha habido algún cambio. Las imágenes por RM son actualmente el mejor procedimiento de determinación tumoral (Fuente: S3-Leitlinie-Prostatakarzinom, pág. 35). Por ello, la comparación de unas imágenes con otras es exacta.

La condición base para esta forma de tratamiento del cáncer de próstata es que el paciente no tenga ningún tipo de molestia.

Prostatabiopsie_-_rektale_Stanzbiopsie

Esquema de biopsia rectal por sacabocado con 12 muestras

La práctica hasta ahora

En muchas ocasiones la valoración de si un paciente es apto para la supervisión activa se decide con otros criterios tradicionales:

  • biopsia rectal por sacabocado así como con la
  • medición de PSA.

La biopsia rectal por sacabocado tiene como inconveniente que el tejido de la próstata se extrae sin saber si hay focos de tejido modificados ni dónde están. Si mediante esta medida se encuentra un tumor, los médicos se ven en muchas ocasiones enfrentados a la difícil tarea de valorar las dimensiones y la posición exacta del tumor y de si no hay otros tumores en la próstata que quizá, con la biopsia “ciega“ no se hayan encontrado. En último lugar, esta biopsia, que sólo se realiza siguiendo un esquema y no puede dirigirse directamente a los focos, sólo proporciona información sobre de qué región de la próstata procede el tejido, pero no de si hay otro foco y sobre el tamaño del tumor y su situación (cerca de la cápsula o no).

También es difícil la comparación del avance de un tumor, dado que, con el ultrasonido apenas pueden representarse el propio tumor ni tampoco un cambio del tejido. El médico deberá fiarse de lo que indica el valor de PSA y una nueva biopsia que además no podrá indicar si la propagación tiene lugar en dirección a la cápsula.

Las posibilidades de supervivencia con la supervisión activa

La supervisión activa como forma especial del tratamiento del cáncer de próstata es una alternativa a la operación, dado que las posibilidades de supervivencia son comparables a las de los pacientes que se someten a una terapia aunque su tumor cumpla los criterios de una supervisión. En un estudio realizado con 299 hombres, en el 65% de los pacientes el tumor aumentó 8 años después del diagnóstico. En un 22% de los pacientes fue necesaria la intervención en el plazo de 8 años. La cuota de supervivencia por consiguiente estaba en el 99,3%. Un 12% de los pacientes interrumpió la supervisión y se sometió a un tratamiento.

Los pacientes tienen una seguridad mayor con las, entre tanto, mejores posibilidades de diagnóstico y supervisión. Por ello, tras el diagnóstico de cáncer de próstata, se aconseja realizar para cada caso un análisis exacto de las posibilidades para evitar la sobreterapia y sus consecuencias.

“Espera en observación“

Junto a la supervisión activa, también está la estrategia de la espera en observación (“watchful waiting“), con la que no se supervisa, sino que se sólo se interviene cuando el paciente tiene molestias. Dado que a menudo un carcinoma de próstata no causa molestias y, si las hay, no se produce un empeoramiento, nosotros preferimos la supervisión activa.

Partnerklinik der Charite
Pathologie Partner

Locations

Bielefeld
Alfred-Bozi-Str. 3
33602 Bielefeld
Tel: +49 521 260 555 44
Fax: +49 521 260 555 14
info@alta-klinik.de

Berlin-Mitte
Reinhardtstr. 23-27
10117 Berlin
Tel: +49 30 814 501 8118
Fax: +49 30 814 501 8119
berlin@alta-klinik.de

Mo-Do. 8 - 19 Uhr
Fr. 8 - 14 Uhr

Idioma

Llámenos o escríbanos



*Información obligatoria


ALTA Klinik
Neuenkirchener Straße 97
33332 Gütersloh
Germany

Nach oben

Facebook Page: 143844562314241 Twitter: ALTA_Klinik Youtube App